El hombre y su mujer se ocultaron de la vista de Dios por entre los árboles del jardín. Dios llamó al hombre y le dijo: «¿Dónde estás?»

Génesis, 3 –

¿Por qué Dios, el Omnisciente tiene que preguntar a Adán dónde está? Adán en hebreo significa hombre. Como Adán en el Jardín del Edén, el hombre se esconde delante de la pregunta: «¿Quién eres?», ¿Dónde estás en tu camino?. Con esta pregunta Dios busca turbar al hombre, destruir su mecanismo de ocultación. En ese momento depende todo de si el hombre se hace o no se hace la pregunta. Es fácil ocultarse porqué la voz no llega en una tempestad que amenace la vida misma del hombre; es «la voz de un silencio parecido a un aliento», y es fácil ahogarla. Hasta que esto ocurre, la vida del hombre no puede convertirse en vía, en camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top